Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información

Casares, mucho que descubrir

Casares, mucho que descubrir

La opción perfecta para contactar este verano con el mar.

Casares es un municipio que limita con la provincia de Cádiz con más de seis mil habitantes. Sin embargo, es una opción para contactar este verano con el mar.

Sí, porque su término municipal cuenta con un tramo de costa, llamada Casares Costa. En dicho enclave se encuentran hitos de interés como los restos de Lacipo y la Torre de la Sal.

Pero además, este enclave cuenta con actividades enmarcadas en Senda Azul que ofrecen a malagueños y visitantes unas experiencias difíciles de olvidar.

Por un lado, Chill the Wave presenta una expedición de paddle surf que parte desde Playa Chica en dirección a Estepona. Durante el trayecto, se hace parada obligatoria, además, para hablar sobre las torres almenaras que se levantan por la zona, como es la ya mencionada Torre de la Sal, también llamada Torre del Salto de la Mora. Además, se podrá disfrutar de aguas cristalinas con fondos rocosos y arena, así como de una gran variedad de fauna marina y del avistamiento de aves que, al ser una zona protegida, cuenta con gran interés ornitológico.

La experiencia no cuenta con apenas dificultad y es apta para niños a partir de ocho años. Cuenta con un valor adicional, en palabras de su encargado, Victor Román: “se trata de la manera de guiar-enseñar al cliente para que se relaje y disfrute del medio y del deporte”. La actividad dura dos horas y se requieren entre dos y seis personas para llevarla a cabo.

Nos sumergimos en el agua para la experiencia Desafío Torre de la Sal, una actividad de bautismo de buceo de entre tres y cuatro horas. Scuba Course Spain cuenta con dos piscinas ubicadas en Casares y El Secadero. En este curso supervisado por instructores, estos te impartirán las nociones básicas para aprender a respirar bajo el agua. Antes de salir a mar abierto, se enseñará la seguridad del buceo, el funcionamiento del material y se llevarán a cabo ejercicios en aguas controladas.

Para realizarla, hay que tener un mínimo de diez años de edad, aunque a partir de ocho se puede realizar la experiencia PADI Bubble Maker que cuenta con una profundidad de tres metros.

Tras las experiencias, puedes adentrarte en tierra y visitar la Torre de la Sal, situada sobre un promontorio de la costa casareña, entre la desembocadura del río Manilva y del arroyo de la Jornada, o los restos de Lacipo, situado sobre un elevado promontorio conocido como Cortijo Alechipe y dando su cara oeste hacia los ríos Genal y Guadiaro, localizado a cuatro kilómetros del Casares.

La Torre de la Sal (o Torre del Salto de la Mora), cuenta con dos alturas y la peculiaridad de tener planta cuadrada, lo que le confiere ese aspecto de pequeña fortaleza al encontrarse prácticamente junto al agua. Desde el siglo XVI aparece integrada en el Sistema Oficial de Torres de la Marina y parece que se trata de una obra de época nazarí.

La torre fue construida reinando Carlos I, encargada a don Rodrigo Ponce de León, duque de Arcos y señor de Casares, con el objetivo de defender la costa contra las incursiones piratas. En la actualidad está incluida en el proyecto de Restauración de las Torres Vigía Históricas de la Provincia de Málaga, lo que supondrá la mejora de su estado, con vistas a un futuro posible uso turístico y cultural.

En cuanto a los restos de Lacipo, a mediados de los años setenta del siglo XX fueron objeto de excavaciones arqueológicas que sacaron a la luz materiales que, a día de hoy, se encuentran en el Museo Arqueológico Provincial de Málaga. Gracias a ello, se permitió conocer más a fondo este asentamiento, así como su importante papel en el desarrollo histórico del territorio. Asimismo, Lacipo fue inscrito como monumento en régimen de Bien de Interés Cultural en 1985. En 1996 todo el entorno fue protegido como Zona Arqueológica.

Más artículos